lunes, 13 de julio de 2015

Reseña: Robada, Una Carta a mi Captor de Lucy Christopher



¡Hola Tranceros! Bienvenidos a una reseña más del blog, sé que les debo varios especiales (por favor, no me linchen D: ) pero es que me he encontrado ocupada por mi tesis así que perdón, les prometo que los especiales se asesinos tendrán más sangre (¿), el día de hoy vamos a hablar de un libro MARAVILLOSO, he visto que mucha gente quiere leerlo y les juró que tienen que conseguirlo, es uno de mis libros favoritos (del 2015 y probablemente de toda la vida), con ustedes “Robada: Una Carta a mi Captor” de Lucy Christopher.
Antes de comenzar quisiera hacer una aclaración, tengo tantos sentimientos respecto a esta novela que quizás fangirlee un poco (perdón de antemano) o sienta que no puedo explicarme bien, así que mi reseña sea medio extraña :s (pero me esforzaré…no se ni como comenzar).









Robada es narrada de voz de la protagonista, una joven llamada Gema quién en medio de un viaje (acompañada de sus padres, quiénes la esperan en la sala…de espera…) decide que necesita un poco de aire fresco y un café, una vez allí se encuentra con un misterioso y atrayente desconocido, Ty, quién quizás no es tan desconocido para Gema y tampoco es tan inofensivo como parece. Aprovechando la situación Ty droga a la joven y la secuestra llevándola a un páramo desierto donde pretenden que ambos estén juntos… para siempre. 

Lo que más destaco de este libro es la relación tan torcida que hay entre lector-gema-Ty, aquí se pierden los límites de lo bueno y malo (lo que en una historia normal Gema seria la víctima y Ty el agresor) aquí se diluye la víctima y victimario y llegas a sentir tanta empatía con ambos personajes que realmente sufres con el giro de los acontecimientos; Ty no es malvado y sus intenciones tampoco son malas, tiene un lado tierno y vulnerable además de que, vistas desde su lado, sus razones son perfectamente validas e incluso llega un momento en que sus ideas te hacen detener la lectura y darte cuenta que son casi una vida de ensueño.

Desde el primer párrafo tenemos claro que la carta que Gema está escribiendo ha pasado después de todos los acontecimientos que la llevaron a conocer a Ty y podemos ver el impacto tan profundo que tuvo en sus sentimientos y su psique, podemos conocer su perspectiva y poco a poco ir descubriendo ese sentimiento que nace dentro de ella, que a pesar de que todos digan que está mal o es retorcido, ha nacido y los ha marcado y entrelazado la vida de ambos. 

Por otro lado, es notable la maestría de la pluma de la autora pues ha elegido el escenario correcto, un desierto, que resulta tan asfixiante y estremecedor como la relación sobre la que estamos leyendo, la narración es fluida, llena de párrafos casi poéticos que nos llevan de una manera apasionante y genial a través de la historia de Gema y Ty. La novela no nos narra una relación enfermiza (que tan de moda están en los libros juveniles) aborda un tema mucho más maduro y más profundo que os deja pensando y analizando que no todo es blanco o negro, que los matices de gris están ahí (aunque nos esforcemos por ignorarlos), es un libro que juega con tus emociones de una manera fantástica, es crudo, es duro, es tierno, es sencillamente una obra extraordinaria que todos deberían leer y que los atrapará totalmente para no dejarlos ir en un largo tiempo, los personajes, la historia, el escenario, la prosa, no hay un solo “pero” que pueda encontrarle a este libro. 

Robada, Una carta a mi captor es una novela que, aún, siendo juvenil es profundo, va más allá de las convenciones, tiene un protagonista masculino que se coloca entre los mejores sobre los que alguna vez he leído, y tiene un final real, que sin toques empalagosos ni elementos forzados es capaz de destrozarnos y sin embargo encantarnos al mismo tiempo.
No digo más porque comenzaré con Spoilers (y nadie quiere eso), simplemente les digo: Léanlo, no se van a arrepentir.














Eso es todo por hoy  Tranceros, dígame en los comentarios si les gustaría leer este libro o si ya lo leyeron y que les pareció (si quieren dejar spoilers solo marquen antes que su comentario los contiene) y por último, si lo leyeron, ¿Quieren como yo abrazar este libro pero al mismo tiempo lanzarlo lejos por destrozar su corazoncito así? 

¡Felices Lecturas! 






7 comentarios:

  1. Siento que los libros de Castillo son infravalorados, creo yo que es por sus portadas, nada fuero del otro mundo. Pero cada vez me sorprenden con titulos como esté. No me lo he leído pero claro que me lo apunto :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo totalmente, tienen cada joya que uffff *fangirleo total*, Auque a mi me encanta el estilo minimalista de estás portadas, tienen lo justito XDDD
      Leélo!! te aseguro que no te arrepientes :DDD

      Eliminar
  2. Este tipo de historias se me hacen tan interesantes y de una manera me encanta leerlas, una lástima el cambio de portada que realmente la original luce estupenda, pero me apuntó el libro. Ya te sigo, un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustan ambas :D, creó que la de castillo también tiene lo suyo, muy minimalista pero concreta :3
      Gracias y bienvenida! :DDD
      Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Este libro me llama,.así que seguramente acabaré leyéndolo.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te encanta, es muy muy MUY genial :D

      Eliminar
    2. Yo ya lo lei, y muy cierto lo que dices: tiene un final real, que sin toques empalagosos ni elementos forzados es capaz de destrozarnos y sin embargo encantarnos al mismo tiempo. Llore de coraje y de ternura al mismo tiempo. Saludos y Podrias subir la reseña de Ciudades de papel porfa

      Eliminar

¡Hola Trancero! Gracias por tu comentario, tu opinión es muy importante para nosotros n_n

Colaboraciones:

Nos interesa tu opinión, si tienes alguna duda, queja, comentario, sugerencia, eres una editorial o autor que deseas colaborar con nosotros o simplemente quieres decirnos Hola, envíanos un correo a:


trancedeletras@hotmail.com